Lunes, mayo 20 2024

  • Euro: $965.23

  • Bitcoin USD: $67086

Sigue la crisis de los bancos regionales en EEUU

Redacción - 05 mayo, 2023

El banco regional PacWest sufrió una caída del 50%, pese al intento de calmar los mercados. Desde la entidad aseguraron que continúan dialogando con potenciales inversores.

Este jueves, el banco estadounidense PacWest sufrió una caída de alrededor del 50% en su cotización de Wall Street, tras el descenso del 58% registrado el pasado miércoles, y vuelve a encender las alarmas ante la posibilidad de una crisis bancaria en Estados Unidos.

 

El derrumbe se dio a pesar de que el banco regional intentó calmar a los mercados señalando que sus depósitos crecieron desde marzo, cuando empezaron a verse las primeras tensiones en el sector bancario con la quiebra del Silicon Valley Bank (SVB). Además, aseguraron que se encuentran en diálogo con potenciales inversores, ya sea para una inyección de capital o una venta de sus activos, en última instancia.

 

"El banco no registró fugas de depósitos a un nivel fuera de lo ordinario tras la venta de First Republic el lunes pasado. Nuestro capital y liquidez disponible siguen siendo sólidos y exceden nuestros depósitos sin asegurar", indicó PacWest a través de un comunicado.

 

A su vez, indicó que continúa "evaluando todas las opciones para maximizar el valor a los accionistas".

 

Por el momento, la posibilidad de una venta quedó descartada por la ausencia de interesados, según indicaron fuentes cercanas a la agencia de noticias Bloomberg.

 

La crisis bancaria en Estados Unidos inició con la quiebra del Silicon Valley Bank, en marzo pasado, y arrastró consigo al Signature Bank y Silvergate Corp., a la vez que ocasionó la incautación estatal y posterior venta del First Republic Bank a JPMorgan el lunes último.

 

PacWest no sería el único banco en dificultades: el Western Alliance cayó un 53% este jueves, luego de reportar el miércoles fugas en sus depósitos; mientras que Comerica registró una baja del 16%, y Zions Bancorp, del 15%.

 

Las tensiones se dan a raíz de una falta de liquidez en los bancos, que sufrieron fuertes corridas en los últimos meses. Además, se vieron afectados por la política de suba de tasas de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) en pos de bajar la inflación.

 

En este sentido, la propia Fed, en un informe publicado el viernes pasado, reconoció que tardó demasiado en registrar las consecuencias de las subas de tasas en los bancos, y prometió refinar sus normas reguladoras.