Lunes, mayo 20 2024

  • Euro: $965.41

  • Bitcoin USD: $67242

Tras dato del IPC el BCRA prepara una suba de tasa de interés

Redacción - 15 marzo, 2023

Por primera vez desde la última actualización de las tasas de interés, en septiembre, el rendimiento mensual de los plazos fijos quedó por debajo de la inflación. La aceleración de la suba de precios llevaría al Banco Central a subir la tasa para mantenerla en terreno real positivo.

El dato de inflación del mes de febrero, dado a conocer ayer, volvió a poner sobre la mesa la discusión sobre las tasas de interés: el aumento de precios del 6,6% registrado el mes pasado, sumado al 6% de enero, llevaron a que la inflación acumulada durante el primer bimestre del año alcanzara el 13,1%. La aceleración de la inflación, junto con los poco alentadores datos preliminares de marzo, confirma que el Banco Central tendrá que volver subir la tasa de interés.

 

Actualmente, la tasa de política monetaria para el pago de intereses de Leliqs y plazos fijos a 30 días es del 75%, con una tasa efectiva anual (TEA) del 107,5%, y un rendimiento mensual del 6,25%. La tasa lleva sin ser modificada más de seis meses, desde su última actualización en septiembre pasado, y en un principio el Banco Central no mostraba intenciones de actualizarla.

 

No obstante, la política que viene llevando adelante la entidad monetaria, además del compromiso asumido con el Fondo Monetario Internacional (FMI), exigen que las tasas de interés se mantengan en terreno real positivo. Mientras que en enero esta meta se cumplió, en febrero, al registrarse una inflación del 6,6% contra un rendimiento mensual del 6,25%, la tasa devolvió un rendimiento real negativo. Los datos preliminares de marzo indican que el aumento de precios del mes no se ubicará por debajo del dato de febrero, por lo que la historia se repetiría.

 

A su vez, el equipo económico se enfrenta al renovado debate sobre el ritmo de devaluación. Actualmente, la tasa de crawling peg se ubica por debajo del Índice de Precios al Consumidor (IPC), lo cual redunda en un atraso del tipo de cambio real. Con el reciente dato de inflación, es posible que el Banco Central deba ajustar la tasa de devaluación.

 

Desde la consultora financiera Delphos aportaron, a partir del anuncio del FMI del lunes pasado respecto a actualizaciones del acuerdo, que “se mantendrán las tasas de interés reales positivas y la competitividad cambiaria. Esto implicaría acelerar el ritmo devaluatorio desde 5,4% mensual en los últimos días a la inflación de febrero, superior al 6% mensual. En esta línea, la inflación de marzo podría plantear desafíos importantes al nivel actual de tasas de interés”.