Sabado, julio 20 2024

  • Dólar Blue: $1445

  • Euro: $1.006

  • Bitcoin USD: $67323

¿Se viene un nuevo “dólar soja”?

Redacción - 10 febrero, 2023

Desde el Gobierno no han confirmado nada, sin embargo el mercado espera una nueva reedición en el mes de julio, a raíz de la sequía y la baja liquidación de divisas durante los primeros meses del 2023.

Aunque no ha habido mención por parte del Gobierno, desde el mercado ya dan por hecho que en julio próximo habrá una nueva edición del dólar soja. La caída de la proyección de la cosecha de soja a causa de la sequía y la estimación de que la liquidación de divisas del primer bimestre del año se ubicaría como la más baja desde 2007 son indicios de que podría volver a implementarse el beneficio exportador para que se acelere el ingreso de dólares.

 

Dado que mayo es uno de los meses más fuertes en el ingreso de divisas como resultado de las exportaciones de soja, el mercado especula que la nueva edición del dólar soja se implementaría recién en julio.

 

La proyección de ingresos de divisas de 2023 por exportaciones del agro es de US$47.000 millones, lo que marca un retroceso de más de US$13.000 millones con respecto al año anterior. Además de la caída de productos como la soja y el maíz como resultado de la sequía, también se espera una reducción de las ventas al exterior de bienes como la carne vacuna y el sector lácteo.

 

Aunque desde el Gobierno no anunciaron la intención de relanzar el beneficio exportador, lo cierto es que reconocen la necesidad de contar con los dólares de la soja, aún más considerando que la cosecha del 2023 sería una de las más bajas de la historia.

 

En el mercado preocupa las posibilidades que tiene el Gobierno de cumplir con la meta de acumulación de reservas pactada con el FMI. Desde Portfolio Personal Inversiones aportaron que “cabe preguntarse si se podrá cumplir la meta de reservas establecida por el FMI para el primer trimestre. El Fondo establece que las reservas netas deben subir USD 5.500 millones desde el 31 de diciembre de 2021, aunque aplicando el ajustador por menores desembolsos de organismos internacionales en 2022, la suba requerida sería de USD 4.750 millones. En otras palabras, el stock (de reservas netas) debería ser de USD 7.075 millones a fines de marzo, frente a uno actual de USD 5.817 millones según nuestras estimaciones”.

 

Por su parte, un reporte de Ecolatina resaltó la importancia del dólar soja para generar divisas que sostengan los niveles de actividad económica: “El salto en las exportaciones, junto con el ‘dólar soja’ y el mayor crédito comercial forzado por la nueva normativa permitieron seguir financiando un elevado nivel de importaciones, evitando que la actividad económica cayera en una recesión severa y permitiendo que la inversión se mantuviera en terreno positivo. En este sentido, vale recordar que la inversión tiene un fuerte carácter procíclico, reaccionando más que proporcionalmente a los ciclos expansivos/contractivos de la actividad económica”.

 

El Programa de Incremento Exportador (PIE), también conocido como dólar soja, fue un beneficio que consistió en la creación de un tipo de cambio de $200 en el mes de septiembre y $230 en el de diciembre, aplicable a las exportaciones agrícolas para incentivar su liquidación y así el ingreso de dólares. El dólar soja generó en total liquidaciones globales por unos US$7.000 millones, de los cuales US$5.000 quedaron en las arcas del Banco Central como reservas netas.