Sabado, julio 20 2024

  • Dólar Blue: $1445

  • Euro: $1.006

  • Bitcoin USD: $67323

Oficial: subió la pobreza en 2022 por la aceleración inflacionaria

Redacción - 31 marzo, 2023

Los datos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del Indec muestran que en los últimos seis meses del año el índice de pobreza ascendió a 39,2%, mientras que la indigencia se mantuvo prácticamente estable en 8,1%, en comparación con el semestre anterior.

Al cierre del segundo semestre del año pasado, el 39,2% de la población económicamente activa era pobre, por encima del 37,3% registrado durante el mismo período de 2021, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

 

A su vez, el índice de pobreza creció en comparación con el primer trimestre de 2022, cuando el dato registrado fue de 36,5%, contra el 39,2% del segundo semestre.

 

Por su parte, el índice de indigencia —que abarca a aquellas personas que se encuentran bajo la línea de pobreza pero además sus ingresos no alcanzan para comprar la cantidad mínima de alimentos necesarios para subsistir— se ubicó en 8,1% entre julio y septiembre del año pasado, 0,7 puntos porcentuales por debajo del 8,8% de igual período de 2021.

 

En comparación con el primer semestre del año no se registraron mayores variaciones: en los primeros seis meses del año la indigencia alcanzó el 8,2%, contra el 8,1% de los últimos seis.

 

Con una población estimada en 46,2 millones de personas, estos datos implican que 18,1 millones de personas se encuentran por debajo de la línea de pobreza, de los cuales 3,7 son a su vez indigentes.

 

Al analizar la distribución etaria de la pobreza, se observa que esta afecta más a las personas de entre 30 y 64 años, con un nivel del 37,8%, y de entre los recién nacidos y adolescentes hasta 14 años, con el 31,7%.

 

Para la indigencia los resultados son similares: el 36,7% de las personas bajo la línea de indigencia tiene entre 30 y 64 años.

 

Por regiones, las provincias del Noroeste y del Nortes encabezaron el índice de pobreza con porcentajes del 43,6% y 43,1%, respectivamente. Les siguieron las provincias de la región de Cuyo, con el 39,6%, el Área Metropolitana de Buenos Aires, con el 39,5%, la zona Pampeana, con el 36,3%, y la Patagonia, con el 34,7%.

 

Por ciudades, el mayor porcentaje de índice de pobreza se registró en Concordia, Entre Ríos, con el 55,2%; seguido por Resistencia, Chaco, con el 54%; Santiago del Estero, con el 46,5%; y San Luis y Corrientes, ambas con el 45,2%.

 

En lo que corresponde al nivel de indigencia, el mayor nivel fue registrado en Resistencia, 14,4%; seguida por Formosa y Santa Rosa, La Pampa, ambas con el 13,2%; y Concordia, con el 11,1%.

 

Este aumento en la tasa de pobreza se da en medio de una inflación anual para el 2022 del 94,8% y una interanual —a febrero de 2023— superior a los tres dígitos; a la par de un crecimiento en la economía del 5,1% del PBI, y una tasa de desocupación del 6,3% en el último trimestre de 2022.