Lunes, abril 15 2024

  • Euro: $922.87

  • Bitcoin USD: $62882

Nobel de Economía para una economista feminista

Redacción - 09 octubre, 2023

La economista fue distinguida por "proporcionar el primer relato completo de los ingresos de las mujeres y su participación en el mercado laboral a lo largo de los siglos", informó la institución.

La economista estadounidense Claudia Goldin fue galardonada este lunes con el Premio Nobel de Economía por su contribución al avance en la comprensión de los resultados de la mujer en el mercado laboral y las causas de la brecha de género. Así lo anunció la Real Academia Sueca de Ciencias, que destacó que la investigación de la académica norteamericana "revela las causas del cambio, así como las principales fuentes de la brecha de género".

 

En ese marco, la Academia sueca subrayó que los trabajos de Goldin pusieron de manifiesto la subrepresentación de las mujeres en el mercado laboral mundial, demostrando cómo y por qué las diferencias de género en los ingresos y las tasas de empleo cambiaron con el tiempo, reprodujo la agencia Europa Press.

 

"Comprender el papel de la mujer en el trabajo es importante para la sociedad. Gracias a la innovadora investigación de Claudia Goldin, ahora sabemos mucho más sobre los factores subyacentes y sobre los obstáculos que tal vez sea necesario abordar en el futuro", señaló Jakob Svensson, presidente del Comité del Premio de Ciencias Económicas.

 

El galardón es el último de los Premios Nobel anunciados, tras comunicarse la semana pasada los premiados en las categorías de Medicina, Física, Química, Literatura y de la Paz y será entregado, como los demás, el próximo diciembre.

 

En 1990, la hoy Nobel publicó Understanding the gender gap – An Economic History of American Women (Entendiendo la brecha de género, una historia económica de las mujeres estadounidenses), una obra ya icónica en la que ponía en tela de juicio buena parte de las explicaciones que se habían dado a la brecha salarial entre trabajadores y trabajadoras. El origen de la discriminación, concluía, radica en gran medida en los mecanismos de promoción, con políticas institucionales y empresariales de gestión del personal que han contribuido a perpetuarla aún más con el paso de los años.

 

“Aunque el libro se ocupa de analizar un país, Estados Unidos, sus resultados son aplicables a otros países”, aseguraba al recibir el Fronteras del Conocimiento. “Los factores cruciales que han reducido las diferencias de género tienen que ver con lo que está ocurriendo en el entorno de los individuos, más que con los propios individuos. Sobre todo, se debe a cambios educativos que dan a las mujeres el empoderamiento necesario para desarrollar sus carreras profesionales”.

 

Como cada año, con esta distinción —dotada con 11 millones de coronas suecas (950.000 euros al cambio actual)— se cierra la ronda de premiación de los Nobel. Se entregará, como el resto, en una doble ceremonia que se celebrará el 10 de diciembre en Oslo (premio Nobel de la Paz) y en Estocolmo (todos los demás).

 

El Nobel de Economía no forma parte del legado de Alfred Nobel, ya que fue establecido en 1968 por el Riksbanken, el banco central sueco, coincidiendo con el 300 aniversario de la entidad, y fue concedido por primera vez en 1969, distinguiendo al noruego Ragnar Frisch y al holandés Jan Tinbergen.

 

Los nombres femeninos son excepción entre los galardonados. De los 93 investigadores que lo han ganado, solo tres son mujeres: la estadounidense Elinor Ostrom (en 2009), la francesa Esther Duflo (en 2019, cuando con 46 años se convirtió también en la ganadora más joven del premio) y, ahora, Goldin.

 

El Nobel de Economía es el único de los seis premios no directamente creado por el magnate sueco Alfred Nobel. A diferencia de los otros, fue creado en 1968 por el Banco Nacional de Suecia (Riksbank, en sueco), concediéndose por primera vez un año después. También, a diferencia de las otras cinco categorías, en ninguna de sus ediciones ha quedado desierto.