Sabado, julio 20 2024

  • Dólar Blue: $1445

  • Euro: $1.006

  • Bitcoin USD: $67254

Inflación: se espera que el IPC de noviembre muestre una baja respecto a octubre

Redacción - 15 diciembre, 2022

Hoy jueves sale el dato de inflación de noviembre publicado por el Indec, que se espera sea más bajo que el de octubre, que fue de 6,3%. Los motivos de la baja: Precios Justos, la caída de la carne y la estacionalidad.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) publica hoy jueves el Índice de Precios al Consumidor (IPC) correspondiente a noviembre. Se espera que muestra una baja respecto al dato de octubre, que fue del 6,3%, gracias a la entrada en vigencia del programa Precios Justos, la caída del precio de la carne y la estacionalidad.

 

Un dato indiscutido es que durante noviembre se desaceleró la suba del precio de los alimentos, lo cual es un factor determinante del dato del IPC. Esta baja se debe por un lado a la estacionalidad: noviembre suele ser un mes en el que el rubro frutas y verduras muestra pocos aumentos e incluso bajas en algunos productos, lo cual aliviana su peso dentro de la canasta de alimentos. A su vez, la sequía que afectó al país durante todo el año generó una reducción de la disponibilidad de granos para alimentar el ganado, lo cual planchó el precio de la carne desde mediados de años, con una evolución de precios inferior al resto de los precios. Dado que la carne tiene una alta ponderación en la división de alimentos, sus aumentos por debajo del nivel general moderan hacia abajo el indicador.

 

De esta forma, se espera que el dato del rubro alimentos quede por debajo del nivel general. En la región metropolitana se estima que la categoría refleje un avance del 4%. Según el dato oficial de la Ciudad de Buenos Aires, que sale antes que el dato nacional publicado por el Indec, la suba del rubro “alimentos y bebidas sin alcohol” del mes de noviembre fue del 4,8%.

 

Otro factor fundamental que revertiría la tendencia alcista de la inflación es la entrada en vigencia del programa Precios Justos. Aunque su implementación se dio a mediados de noviembre, los acuerdos de precios llevados adelante por el Ministerio de Economía, cuyas negociaciones se iniciaron en octubre, habrían otorgado previsibilidad y moderado expectativas, permitiendo la baja de la inflación hasta valores que empiecen con 5, según esperan en el Gobierno.

 

El programa Precios Justos consiste en el congelamiento de más de 1.800 bienes de consumo masivo por cuatro meses, a la vez que contempla un esquema de aumentos de hasta 4% mensual para una canasta de 30.000 bienes que se comercializan en los supermercados. En las últimas semanas se sumaron al acuerdo combustibles, insumos difundidos, celulares —a través del plan Ahora 10— y calzado deportivo, además de que se espera que se sumen medicamentos e indumentaria deportiva.

 

Desde el Gobierno afirman que el impacto del programa es más efectivo que otros acuerdos de precios gracias al compromiso de los supermercados de rechazar a principios de mes los incrementos superiores al “objetivo del 4%”, lo cual provocó que los proveedores revisaran las listas enviadas originalmente para adecuarlas al pedido de la Secretaría de Comercio.

 

No obstante, entendiendo que la inflación no se puede moderar interviniendo sobre los precios de góndola, desde el Ministerio de Economía avanzaron sobre acuerdos que afecten la estructura de costos, como los combustibles y los insumos difundidos —entre ellos, el cartón, vidrio, aluminio y productos químicos—. Según el Ministro de Economía, Sergio Massa, el entendimiento apunta a otorgar “previsibilidad” a toda la cadena del proceso productivo.

 

Por su parte, estimaciones privadas aseguran una baja de la inflación, pero no todas consideran que sea tan fuerte como para perforar el 6%. Entre los motivos se encuentra que aunque la baja de los alimentos ayuda a la baja general del índice, el recalentamiento de otros rubros habría revertido parcialmente su efecto. Entre estos rubros se encuentra el de vivienda —el cual, según todas las estimaciones privadas, sería el de mayor incremento debido al impacto de la quita de subsidios y los aumentos de las tarifas de servicios públicos—, y el de esparcimiento, que anotó fuertes incrementos.

 

Según el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), realizado por el Banco Central (BCRA), la inflación de noviembre se ubicaría por debajo del 6,3% de octubre. De esta forma, la inflación minorista para este año se ubicará en 99% interanual, lo que marca una reducción del 1% respecto al pronóstico de la encuesta previa.