Sabado, julio 20 2024

  • Dólar Blue: $1445

  • Euro: $1.006

  • Bitcoin USD: $67094

El Presupuesto PBA 2023 prevé una baja de impuestos

Redacción - 29 octubre, 2022

La reciente elevación del presupuesto 2023 para la Provincia de Buenos Aires busca mantener el equilibrio entre la prudencia del gasto y una mejor segmentación de la carga impositiva. Se vota en noviembre.

El ministro de Hacienda bonaerense, Pablo López, consideró este sábado que el proyecto de Presupuesto 2023 de la provincia mantiene el objetivo de poder incrementar la inversión año a año en todas las áreas.

 

la iniciativa enviada por el gobierno de Axel Kicillof a la Cámara de Diputados contempla gastos por $6,9 billones y la Ley Impositiva que se pretende aprobar determina incrementos tributarios por debajo de la inflación.

 

En un hilo de Twitter, el mandatario provincial Axel Kicillof afirmó que "la salud pública seguirá siendo una prioridad" al indicar que "continuaremos con la ampliación del sistema sanitario, las reformas en las modalidades de atención e invertiremos en la compra de equipos e insumos".

 

En tanto, en materia de educación remarcó que "construimos 112 nuevos edificios educativos, finalizamos más de 4.000 obras y 1.600 están en marcha. Además garantizamos conectividad donde el mercado decide no invertir" por lo que sostuvo que este presupuesto 2023 "va profundizar los cambios para una educación pública de calidad".

 

El proyecto además, prevé un déficit primario de $81.000 millones y un déficit financiero de $249.000 millones, e incluye pedidos de financiamiento con organismos internacionales en moneda extranjera y en moneda local por $168.062 millones.

 

El proyecto de ley impositiva presentado por el Gobierno Bonaerense a la cámara de Diputados, prevé una reducción en términos reales en los impuestos patrimoniales, para el 90% de los contribuyentes, al establecer para el año 2023 topes inferiores al 60% anual, según consignó el Ministro de Hacienda bonaerense, Pablo Lopez.

 

En el caso de los impuestos patrimoniales, "la gran mayoría de los bonaerenses va a tener una reducción real de la carga de impositiva. Una franja pequeña de contribuyentes, los de más alta capacidad contributiva, van a quedar por encima de esos topes, pero son menos del 10% del total", dijo Lopez.

 

Precisó que en el caso de los impuestos inmobiliario, tanto rural como urbano, "tendrán incrementos no superiores al 60%", mientras que para el impuesto automotor se estableció "un tope del 40%, con lo cual en términos reales habrá una reducción de la carga del impuesto", indicó el funcionario.

 

"Ello es también importante porque hay una situación compleja a nivel social y de poder adquisitivo, y generar una reducción en un impuesto que es relevante es muy bueno", consideró. En general, el proyecto de ley impositiva "continúa con la premisa de dotar de mayor progresividad a la estructura tributaria, evitando aumentar la carga sobre la mayoría de los habitantes de la Provincia y haciendo hincapié en la solidaridad de los sectores con mayor capacidad contributiva".

 

Explicó también que "en Ingresos Brutos, que es el impuesto que aporta el 70% de la recaudación propia de la Provincia, tratamos de generar las condiciones para darle progresividad" y que en ese tributo "se mantiene el universo de pequeñas y medianas empresas beneficiadas por la alícuota diferenciada, a través del incremento del 95% del monto máximo de facturación".

 

"No estamos modificando las alícuotas en general, pero sí modificando los topes de facturación que les permiten a las empresas acceder a las alícuotas. Se fijan topes de facturación, y si facturas debajo de determinado tope podes acceder a los beneficios. Eso lo genera que hay un entramado de pequeñas empresas que tiene menor carga tributaria que las grandes empresas", agregó.