Sabado, mayo 18 2024

  • Euro: $964.52

  • Bitcoin USD: $66909

El Gobierno continúa la negociación con el FMI a tres semanas del próximo vencimiento

Redacción - 30 mayo, 2023

Mientras el ministro de Economía se encuentra de viaje en China, los funcionarios Gabriel Rubinstein y Leonardo Madcur continúan las conversaciones con el FMI en busca de un nuevo acuerdo.

Mientras el ministro de Economía, Sergio Massa, se encuentra de viaje en China, autoridades del ministerio sostendrán en los próximos días una serie de reuniones en lo que se espera sea el cierre de negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para adelantar los desembolsos pactados para el resto del año al mes de junio.

 

Las negociaciones con el organismo internacional están siendo llevadas adelante por dos funcionarios de extrema confianza del ministro: el viceministro Gabriel Rubinstein y el jefe de asesores del Palacio de Hacienda Leonardo Madcur.

 

Según trascendió, las negociaciones con el Fondo Monetario se encuentran trabadas en un elemento central: cuál será el monto final del anticipo de fondos que aceptaría el organismo, y qué porción de esos dólares podrían ser empleados para intervenir en el mercado cambiario y contener los dólares financieros.

 

El equipo económico apunta a tener terminado el Staff Level Agreement —el consenso técnico para que sea girado para su aprobación al directorio del FMI— entre el 12 y el 14 de junio.

 

Hasta ahora, se tiene calculado que el próximo desembolso, previsto para fines de junio, debería ser —según la hoja de ruta aún vigente— levemente inferior a los US$ 4.000 millones. Con dicho dinero, el Gobierno debería repagar ese mismo 21 y 22 de junio unos US$ 2.680 millones; además, en las semanas posteriores afrontará más vencimientos: en julio vencen US$ 2.630 millones. El último repago, antes del siguiente desembolso, es el de US$ 787 millones en agosto.

 

La hoja de ruta vigente muestra un claro “descalce”: los desembolsos de junio no son suficientes para cubrir los desembolsos de los próximos tres meses, que entre los tres ascienden a unos US$ 6.097 millones. A su vez, el desembolso de septiembre, de unos US$ 3.330 millones, tampoco sería suficiente para pagar los vencimientos del último cuatrimestre del año, que son de US$ 4.200 millones.

 

Esto se deve a que el acuerdo contemplaba que este año, los pagos netos serían superiores a los desembolsos del año. Pero, con la escasez de divisas generada por la sequía, el cumplimiento de los pagos se vuelve irrealizable. Es por eso que la negociación con el Fondo buscará revertir la situación, y así obtener una mayor cantidad de desembolsos para poder afrontar los vencimientos de lo que queda del año.

 

Si el FMI aceptara adelantar todos los desembolsos del año al mes de junio, debería enviar unos US$ 10.600 millones de una sola vez. No obstante, como fue indicado, ese monto no alcanza para cubrir todos los vencimientos, por lo que además sería necesario reconfigurar no sólo el calendario de envíos desde Washington, sino también el cronograma de devoluciones, negociando plazos más extensos, una posibilidad que expertos y funcionarios del organismo contemplan como la más viable.