Lunes, marzo 04 2024

  • Dólar Blue: $1015

  • Euro: $916.96

  • Bitcoin USD: $68256

FMI apueba el cambio en la meta de reservas para 2023

Redacción - 27 febrero, 2023

En estos días, el staff del Fondo Monetario ofializará los nuevos objetivos para la acumulación de divisas, que en un principio eran de US$4.800 para 2023.

El equipo del ministro de Economía, Sergio Massa, se encuentra en Washington definiendo los últimos detalles de las negociaciones con el staff del Fondo Monetario Internacional (FMI), las cuales incluyen una modificación en las metas de reservas en el Banco Central.

 

Desde el Palacio de Hacienda esperan que este lunes o martes se confirme la flexbilización de las metas trimestrales y anuales de acumulación de reservas, ante las dificultades que tendría el Gobierno para cumplir las que cerraban a fines de marzo. Aunque el programa ya cuenta con mecanismos de este tipo, el equipo económico buscará ampliarlos para afrontar el impacto que tuvo la sequía y la guerra de Ucrania sobre las cuentas públicas.

 

La oficialización vendrá con la forma del comunicado tradicional que el staff técnico emite una vez finalizada la revisión trimestral de metas, y antes de enviar al directorio su informe final para su consideración, de cuya aprobación depende el desembolso de US$5.400 millones pactado para marzo.

 

Las metas para el 2023 contemplaban que, para el 31 de diciembre, el Banco Central debía tener en sus arcas unos US$ 7.800 millones. Esta cifra se compone de los US$2.277 millones con los que ya contaba el BCRA a diciembre de 2021, más los US$ 5.500 millones correspondientes al desembolso del FMI. Desde el Palacio de Hacienda aseguraron que esta meta era la más difícil del año, ya que preveía que el BCRA acumule US$ 550 millones más de lo que ya tenía en diciembre, lo cual sería casi imposible de lograr considerando que en lo que va del año, la entidad monetaria perdió US$ 1.000 millones. Todo indicaría que, a raíz de esto, los números de acumulación de reservas ahora serían mucho menores.

 

En lo que corresponde al segundo trimestre, se espera que haya una situación menos crítica, no sólo por la propia flebilización de metas sino porque ingresarán nuevos dólares al Banco Central en concepto de exportaciones agrícolas, a partir de la cosecha de segunda que empezará entre abril, mayo y junio.

 

Otro punto que apareció en la discusión técnica con el FMI, adelantado por el ministro Sergio Massa, fue el costo de la energía: desde el Gobierno argumentan que el segundo trimestre tendrá menos gastos relacionados a la importación de energía, como consecuencia de un trabajo de reducción de costos iniciado a principios de año.

 

Desde el Ministerio de Economía reconocen que la meta de acumulación de reservas es la más sensible en el desarrollo del programa financiero. Desde la consultora LCG aportaron que ”la acumulación de reservas debe realizarse en los próximos años a fin de encontrar la forma de refinanciar los vencimientos de deuda reestructurada en 2020. Al mismo tiempo, lograr un mercado de cambios con menos trabas que el actual implica que el BCRA tenga la capacidad de intervenir, al menos mínimamente, para evitar sobre reacciones del tipo de cambio”, apuntaron en un informe reciente.

 

 

Desde la consultora señalaron cuatro elementos que condicionarán la situación de las reservas durante 2023: la sequía, la porción de los vencimientos con el FMI que no están cubiertos con desembolsos, intereses de la deuda reestructurada en 2020 y la recompra de la deuda en dólares que activó el mes pasado la Secretaría de Finanzas.

 

En tanto, un menor gasto en dólares para la importación de energía, un menor déficit por turismo emisivo, un recorte en el gasto en fletes internacionales y una meta más leve de acumulación de reservas, podrían implicar un alivio para el frente cambiario.

 

Más Leídas